Connect with us

Bíblia RVA

Salmos 27

1 (Salmo de David) Jehovah es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehovah es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar?

2 Cuando se acercaron a mí los malhechores, mis adversarios y mis enemigos, para devorar mis carnes, tropezaron y cayeron.

3 Aunque acampe un ejército contra mí, mi corazón no temerá. Aunque contra mí se levante guerra, aun así estaré confiado.

4 Una cosa he pedido a Jehovah; ésta buscaré: que more yo en la casa de Jehovah todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehovah, y para inquirir en su templo.

5 Porque en su enramada me esconderá en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su tabernáculo; me pondrá en alto sobre una roca.

6 Ahora levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, y en su tabernáculo ofreceré sacrificios de júbilo. Cantaré y entonaré salmos a Jehovah.

7 Escucha, oh Jehovah, mi voz con que clamo a ti. Ten misericordia de mí y respóndeme.

8 Mi corazón ha dicho: "Buscad su rostro." ¡Tu rostro buscaré, oh Jehovah!

9 No escondas de mí tu rostro; no apartes con ira a tu siervo. Tú has sido mi ayuda; no me dejes ni me desampares, oh Dios de mi salvación.

10 Aunque mi padre y mi madre me dejen, con todo, Jehovah me recogerá.

11 Enséñame, oh Jehovah, tu camino; guíame por sendas de rectitud a causa de los que me son contrarios.

12 No me entregues a la voluntad de mis adversarios, porque contra mí se han levantado testigos falsos que respiran violencia.

13 ¡Oh, si yo no creyese que he de ver la bondad de Jehovah en la tierra de los vivientes!

14 Espera en Jehovah. Esfuérzate, y aliéntese tu corazón. ¡Sí, espera en Jehovah!

Continuar Lendo